Lucky Luchino & Bacoa | Bacoa Burger
Bacoa People

Lucky Luchino & Bacoa

"Cuando una persona es realmente feliz no tiene tiempo para los prejuicios."

Buscábamos a nuestro fan nº 1, para tatuarse La Bacoa. Os volvisteis locos y recibimos un montón de mensajes de clientes ansiosos de tinta y burgers. El tatuador al mando fue el gran Luca Cóspito, AKA Lucky Luchino, una leyenda del tatuaje en blanco y negro. El tatuado ganador del concurso, una joven promesa de la cocina, haciéndose la burger al lado de un huevo frito también pintado en su pierna. Mira el vídeo en este link.

Siempre cuentas que te iniciaste con la guía de Horigianca.
Horigianca (Giancarlo Oneto) es un Tatuador italiano, sobresaliente por muchas razones y ha sido la primera persona que me ha permitido creer que podía convertirme en un Tatuador, en parte porque me transmitió las bases para que yo pudiera empezar, pero sobre todo porque me inspiró con su pasión y su carácter. Cuando lo conocí yo ya deseaba empezar a tatuar, pero no lo creía posible. Él me fascinó tanto con sus experiencias y sus aventuras que terminé teniendo claro en qué clase de persona quería convertirme y eso me permitió superar mis miedos. Durante la vida encontramos muchas personas que nos marcan, influencian y trasforman, en mi caso Horigianca ocupa un lugar privilegiado entre aquellos que lo han hecho, posiblemente superado solo por el que ha sido y es mi maestro de vida, el líder Budista Daisaku Ikeda.

17 años después, qué dirías que es lo bueno y lo malo de tu curro.
Es muy fácil decir que es lo bueno y más importante en mi trabajo: las personas, tanto los clientes como los compañeros; todas las personas que nos rodean cada día y que hacen que nuestro trabajo tenga sentido. Otra cosa buena es que permite organizar tu vida de forma autónoma y que si quieres puedes viajar mucho. Obviamente es muy bueno también estar creando constantemente, pero al mismo tiempo esa es la razón por la que estamos tan bajo presión, es muy difícil inventarse constantemente y tener siempre algo que comunicarte, eso es no solo algo malo sino que creo lo peor de mi profesión.

Visita Bacoa TV para ver más vídeos

"Todo el tiempo estoy deseando hacer cosas diferentes, me aburro bastante rápidamente, ahora mismo estoy reinterpretando algunos dibujos Old school en mi estilo de grabado y espero tatuarlos muy pronto"

Como buen tatuador, también vas cubierto de tinta. ¿Recuerdas tu primer tatuaje?
Sí, un tatuaje en la barriga hecho con la técnica tradicional japonés llamada tebori, obviamente el autor fue Horigianca.

Alguno del que te arrepientas?
Llevo un par hechos por artistas con los que no me sentí cómodo durante la sesión y que por eso no me tienen tan enamorado como los otros pero aún así no me arrepiento de ninguno.

¿Y es el que más aprecias?
Eso es imposible decirlo, como tan poco podría escoger un favorito, pero muchas veces me han dicho que se puede entender mucho de mi viendo el Charlie Brown que me tatuó el artista (y amigo) romano Disegnello.

Muchos hemos dicho alguna vez: el último y paro. ¿Por qué son tan j**idamente adictivos los tatuajes?
Te podría decir lo que afirman ciertos estudios científicos que han demostrado que se debe a la grande cantidad de endorfinas que se liberan en el cuerpo durante el proceso de tatuarte pero la verdad es que yo creo que es debido a que son j**idamente chulos.

¿Qué le dirías a los que aún tiene estigmas y prejuicios sobre los tatuajes?
Lo mismo que diría a aquellos que tienen prejuicios de cualquier tipo contra cualquier persona: que se esfuercen en ser felices y busquen dentro de sí las razones por las que no logran serlo en lugar de culpar de eso a aquellos que son diferentes. Cuando una persona es realmente feliz no tiene tiempo para los prejuicios.

Para acabar, ¿cuál es tu comida favorita?
Uffffff, ¡podría hablar de esto durante horas y horas! La comida es una de mi grandes pasiones, adoro tanto la cocina tradicional como la creativa de cualquier rincón del mundo y obviamente vosotros ya sabéis que las hamburguesas también me encantan pero la milanesa de mi madre y el tiramisú de mi tía no los supera nadie.